*

Espectáculos

Portada  |  26 noviembre 2020

No dejaron entrara a Rocío Oliva a la Casa Rosada: "Me mandaron a hacer la fila como a todos"

La ex pareja de Diego Armando Maradona fue hasta el lugar donde están velando al ídolo argentino pero le negaron el ingreso a la despedida íntima.

La interna familiar que tuvo momentos más tensos y tristes de los últimos años de Diego Maradona volvió a verse en su velorio. A Rocío Oliva le negaron el ingreso a la despedida íntima del ídolo futbolístico y a mandaron a “hacer la fila como a todos”.

Pasadas las cuatro de la mañana, Rocío Oliva se acercó en su auto al portón de ingreso de Casa Rosada. El Gobierno Nacional junto a la familia Maradona organizó el velatorio del mejor jugador de todos los tiempos.

Durante la madrugada se montó el salón para que se acerquen a despedirlo familiares, amigos y ex compañeros del fútbol y la vida.

Del momento íntimo participaron Claudia Villafañe, Dalma, Giannina y Jana Maradona; Verónica Ojeda y Dieguito Fernando; compañeros del equipo campeón del mundo en México 86: Oscar Ruggeri, Sergio Batista, Julio “Vasco” Olarticoechea, Jorge Burruchaga, Ricardo Giusti, Carlos Tapia y Oscar Garré; y ex jugadores de la Selección Nacional a quienes dirigió entre 2008 y 2010: Javier Mascherano, Carlos Tévez, Martín Palermo y Rolando Schiavi.

Del velorio íntimo también fueron parte Guillermo Coppola y el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio “Chiqui” Tapia. También se lo vio a ingresar a Casa Rosada al líder de La 12, Rafael Di Zeo. Pero a Rocío Oliva no la dejaron entrar.

La ex pareja de Maradona, indignada y entre lágrimas, con un nudo en la garganta, habló con Todo Noticias y apuntó hacia la familia del 10. “Me dijeron que venga a las siete de la mañana, cuando entre toda la gente, me mandaron a hacer la fila como a todos”, declaró Oliva luego de haber esperado en la puerta de la casa de Gobierno más de 20 minutos.

Oliva se comunicó con Villafañe para intentar ser parte del velorio íntimo, pero contó que le dijo “que no tiene nada que ver” con la restricción de su ingreso. “Nadie se está haciendo cargo, no tengo idea porque hacen esto”, lamentó. Y agregó: “No jodo a nadie. Quiero saludar, despedir a mi ex e irme a mi casa”.

“Todo el mundo pasa menos yo”, declaró indignada. “Vine a darle un beso a mi ex pareja, fui la ultima mujer de Diego, nadie entiende eso”, remarcó.

Comentarios