*

Informes especiales

Portada  |  15 mayo 2020

Sergio Denis: cantante popular, amigo de las hinchadas, entre el éxito y el drama

Con un estilo pop melódico simple y pegadizo que hasta llegó a las hinchadas de fútbol, Sergio Denis tuvo una vida en la que el éxito de su carrera se vio más de una vez alterado por problemas de salud y hasta una quiebra económica, y que terminó abruptamente en pleno escenario en Tucumán.

Nacido en el seno de una familia humilde de Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires, y llegado al mundo con el nombre de Héctor Omar Hoffman, Sergio Denis dejó su impronta como artista popular en casi 50 años de trayectoria.

Con un estilo eternamente juvenil pese al paso de los años, un peinado característico que se mantuvo mientras el pelo rubio cedía paso a las canas, y la sonrisa siempre a flor de piel, Sergio Denis traspasó generaciones con canciones de melodías simples, muchas de las cuales se convirtieron en verdaderos himnos para el público.

Descendiente de alemanes e hincha de Racing, Sergio Denis fue hijo de carpintero y su madre -Feliciano Hoffmann y María Esther Fenzel-, alguna vez recordó, "cantaba muy bien cosas mexicanas; desde joven él agarró la guitarra y aprendió a tocar el instrumento con un guitarrista salteño que pasó por algunos meses por el pueblo".

En su vida tuvo varias parejas, incluso algún romance oculto con Susana Giménez, y fue padre de tres hijos -Bárbara, Victoria y Federico- a los cuales alguna vez les dijo: "ustedes me atajaron cuando tenía el partido perdido".

Su primera guitarra fue un instrumento arreglado por su padre, al que se la había prestado un amigo del pueblo.

El debut musical de Sergio Denis fue con el grupo Los Jorkes, a los 16 años. En 1969 grabó como solista un simple y de inmediato logró su primer gran éxito: "Te llamo para despedirme", de Francis Smith, que vendió 250.000 copias y paradójicamente era el tema que estaba cantando cuando cayó al foso del teatro en Tucumán. Su primer éxito fue también su último tema.

En una entrevista para el programa "Encuentro en el estudio", Denis reconoció que de las 350 canciones que grabó "algunas fueron cualquier cosa" y se criticó por haber versionado un tema de Los Beatles: "no tengo derecho, no se puede".

Incluso dijo que con su cover, al tema "Cuando un hombre ama a una mujer", "lo asesiné, pero algunas otras cosas que compuse fueron bastante buenas".

"Soñaba con cantar. Y cuando arrancamos me veía que nos iba bien y tenía aceptación con las chicas. Yo creo que siempre canté mejor folclore y no la música pop", expresó.

En su llegada a Buenos Aires grabó con el grupo Los Bambis y luego arrancó como solista, ya con el nombre de Sergio Denis. "Me pareció una traición, pero me dio muchas satisfacciones", recordó alguna vez.

Su primera gran aparición fue en "Sábados circulares" de Pipo Mancera: "fue algo increíble, parecía que estaba un paso adelante de uno mismo".

En años de repercusión Sergio Denis hizo temas como "Nunca supe más de tí", "Me enamoré sin darme cuenta", "Vive" y "Cada vez que sale el sol".

En los 80, a Denis no le gustaban "las cosas que estaba componiendo" y por ese motivo se inclinó por grabar covers de canciones extranjeras que nunca se habían hecho en castellano.

"Haber grabado California somnolienta (The Mama´s and the Papa s) nunca me lo perdono", se sinceró Denis, y también hizo "Nada hará cambiar mi amor por tí" y "Los sonidos del silencio", de Simon & Garfunkel.

Denis aseguró alguna vez que el disco que más vendió fue "Afectos" (1985), con 480.000 copias, en donde había temas como "Nada hará cambiar mi amor por tí" o "Dame luz", mientras que en 1991 el disco "Un poco loco" vendió 350.000 unidades.

Su llegada a las hinchadas

El tema "Te quiero tanto", de su autoría, fue tomado por las hinchadas de fútbol para alentar a sus equipos y el propio Denis reconoció que cuando escuchó por primera vez el cántico en una cancha lloró de emoción.

"Es terrible no emocionarse. Es lo más alto a lo que pude llegar. Porque luego pasa a ser de la gente y es anónima", aseguró con una emoción propia de un hombre que había llegado adonde quería llegar.

En su carrera Denis grabó 28 discos con éxito dispar, pero buena repercusión en general. En 1992 incursionó en el negocio de la producción en un teatro, una mala inversión económica que le generó una deuda que "no podía hacer frente" y que le terminó causando que perdiera la voz.

"En 10 días perdí la voz. Hice 48 shows en la Costa en 52 días y perdí mucha plata. Pedí muchos préstamos y no pudo hacerles frente. Y sin poder cantar. Así fue que en el 97 terminé quebrando, detenido por presunta estafa. Nunca tuve intención de estafar a nadie", explicó.

Denis reconoció que de 1995 al 2012 estuvo "pagando deudas" y reacomodando su voz para poder hacer frente a una carrera artística que tuvo etapas muy difíciles.

"En ese momento pasó un tsunami en mi vida. Sin auto, sin casa, sin oficina y no sabía de dónde agarrarme. Pero un día lo hablé, algo que no hacía por la vergüenza a deber dinero y que la gente imaginara que la quería estafar", sentenció.

Para peor, en 2007 una importante descompensación le derivó en un paro cardiorrespiratorio mientras estaba en Asunción de Paraguay.

Denis estuvo inconsciente en el sanatorio San Roque y hasta pasó varios minutos sin respirar, aunque luego de unos días se recuperó y pudo volver a la actividad.

"Estuve 17 minutos muerto. Fue horrible, y no ví la luz, sí algo negro y parecía que estaba entre la vida y la muerte", recordó en el programa de Mirtha Legrand.

En su regreso a los escenarios, Sergio Denis hizo presentaciones en varios puntos del país, hasta el 11 de marzo del 2019, cuando se cayó del escenario del Teatro "Mercedes Sosa" de San Miguel de Tucumán, que le provocaron graves heridas que derivaron en su muerte.

Comentarios