*

Internacionales

Portada  |  07 abril 2021

El mayor fabricante de vacunas del mundo necesita ayuda del Estado

El Serum Institute of India (SII), el mayor fabricante de vacunas contra el Covid del mundo, necesitará ayuda financiera.

El Serum Institute of India (SII), el mayor fabricante de vacunas contra el covid del mundo, necesitará ayuda financiera del Estado por las restricciones a la exportación, aseguró su director general.

El gobierno del primer ministro Narendra Modi frenó el mes pasado las exportaciones de las vacunas de AstraZeneca fabricadas por el SII, ya que el país de 1.300 millones de habitantes vive una nueva ola de contagios.

La presión ha hecho que la capacidad de producción del SII esté "bajo mucho tensión, por decirlo con toda franqueza", dijo el director general de la empresa, Adar Poonawalla, a la cadena NDTV en la noche del martes.

"El mundo necesita esta vacuna y en este momento estamos dando prioridad a las necesidades de India y todavía no podemos suministrar (...) a todos los indios que la necesitan", añadió.

La empresa necesita ahora una financiación adicional de 30.000 millones de rupias (408 millones de dólares) para aumentar su capacidad y pidió ayuda financiera al gobierno, según el director general.

"Esto nunca se presupuestó ni se planificó inicialmente, porque se suponía que íbamos a exportar y obtener la financiación de los países, pero ahora que eso no está ocurriendo, tenemos que encontrar otras formas innovadoras de aumentar nuestra capacidad", dijo Poonawalla.

SII, que produce más de dos millones de dosis diarias de Covishield --el nombre local de la vacuna de AstraZeneca--, suministra la vacuna a un precio subvencionado en India mucho menor de lo que cobra por las exportaciones.

El laboratorio fue fundado en 1966 por el científico Cyrus Poonawalla con el objetivo de fabricar productos inmunobiológicos que escaseaban en el país y se importaban a precios elevados, indica La Capital de Mar del Plata.

La “filosofía filantrópica de la empresa” no sólo existe, sino que ha proliferado, para bajar los precios de las nuevas vacunas, como la vacuna contra la hepatitis B, la vacuna combinada, etc, “para que no sólo los indios, sino todos los niños desfavorecidos del mundo estén protegidos desde su nacimiento”, destaca la empresa en su página web.

El Instituto ha superado muchos hitos en materia de avances tecnológicos al instalar equipos robóticos para la manipulación de virus, una “fábrica de células” para su cultivo, instalaciones para la fabricación de vacunas de polisacáridos y recombinantes y para anticuerpos monoclonales. 

Serum destaca sus “máquinas de lavado, llenado, taponado y sellado de viales de alta velocidad”, capaces de trabajar con 500 envases por minuto. 

Serum cuenta con tamizadoras de última tecnología para inspeccionar sus productos en busca de cualquier partícula diminuta indetectable para el ojo humano. 

Con cámaras de alta resolución, la inspección se realiza de forma totalmente automática, reduciendo así los márgenes de errores humanos.

Fuente: NA

Comentarios