*

Locales

Portada  |  07 abril 2021

Bobinas Blancas: postergan los alegatos por inconvenientes de conexión

Dada la dificultad que presentó una de las partes, con un corte de luz que le impidió continuar con la audiencia virtual, el juez Pablo Díaz Lacava resolvió postergar el alegato de acusación para el próximo miércoles 21 de abril.

En el marco del juicio virtual por la megacausa de narcotráfico denominada Bobinas Blancas, no se pudo llevar adelante la primera jornada de alegatos por problemas técnicos que se presentaron en el domicilio de una de las partes.

En función de ello, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal decidió posponer para el próximo miércoles 21 la exposición que hasta ese entonces estaba realizando el fiscal Gabriel González Da Silva.

Según se informó a este medio, durante el transcurso de la sesión se produjo un corte de luz en el domicilio de la defensora Gisela Malvestitti.

Esta dificultad, anunciada por el juez Pablo Díaz Lacava impidió que la letrada pudiera seguir las alternativas del alegato del doctor González Da Silva, cuya exposición estaba prevista en un lapso de 6 a 8 horas de duración.

A esta circunstancia, se sumó otro inconveniente relacionado con el fiscal, quien se encontraba en Capital Federal por otro asunto, y uno de los jueces que también presentó fallas de conexión.

De esta manera, el magistrado resolvió postergar los alegatos para el 21 de abril.

Cabe recordar que los imputados son cuatro ciudadanos de nacionalidad mejicana Gilberto Acevedo Villanueva, Jesús Madrigal Vargas y Max Rodríguez Córdova, y los argentinos Darío Maximiliano Cuello, su hermano Marcelo Rafael Cuello, Amílcar Darío Martino y Emmanuel García.

Además, entre los procesados también se encontraba Rodrigo Alexander Naged Ramírez, un colombiano que fuera asesinado en 2018 junto a su hijo en un departamento del barrio de Belgrano, en Capital Federal.

LOS HECHOS

El 18 de junio del 2017, tras varios meses de inteligencia a cargo de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, se desarrolló un histórico procedimiento que desarticuló una presunta organización dedicada al comercio internacional de estupefacientes.

Un total de 33 allanamientos se ejecutaron, con epicentro en el Parque Industrial de Bahía Blanca donde los efectivos detectaron 2.000 kilos de cocaína ocultos en bobinas de acero, dentro de un contenedor localizado en un galpón que era alquilado por los detenidos.

Según se informó en aquel entonces, la cantidad total de droga estaba valuada en más de 60 millones de dólares. Los investigadores determinaron que la misma habría cruzado de Chile hacia Argentina, supuestamente con origen en Bolivia.

En la provincia de Mendoza, en Luján de Cuyo, las fuerzas federales incautaron 500 kilos de cocaína en un depósito, ocultos en piedras.

En el operativo se intervinieron más 50 líneas telefónicas, a partir de tareas de inteligencia que comenzaron en Bahía Blanca desde principios del 2017, con la colaboración de la Prefectura Naval y la intendencia local.

Dos de los mexicanos imputados por narcotráfico, en aquella ocasión fueron arrestados en el playón del Bahía Blanca Plaza Shopping.

Comentarios