*

Locales

Portada  |  11 septiembre 2020

Denunció que su papá murió por falta de camas en hospitales: la versión del servicio de emergencias

Desde el Sistema de Emergencias Prehospitalario (SIEmPre) difundieron un protocolo de actuación y aclararon el proceder con relación a lo sucedido con Eduardo Pereyra, el hombre que sufrió un paro cardíaco y no pudo ser internado por la ocupación hospitalaria que registra el distrito.

En la víspera se conoció en Telefe Noticias la dramática denuncia de Carina Pereyra, una vecina bahiense cuyo padre falleció en sus brazos el último lunes como consecuencia de la falta de camas que registran algunos hospitales locales. Desde el servicio de emergencias municipal aclararon en un comunicado el protocolo de actuación para estos casos.

En su testimonio la mujer indicó que su papá Eduardo "era paciente de alto riesgo, tenía hipertensión, necesitaba un cambio de válvula (en el corazón) y tenía Parkinson".

En este contexto, el hombre sintió fuertes dolores lumbares y se solicitó una ambulancia. Según Carina los profesionales de la unidad sanitaria realizaron una fugaz visita y se fueron.

"A la hora mi papá siguió muy mal, seguía a los gritos, llamamos a una segunda ambulancia y nunca me la mandaron", relató la hija del hombre fallecido, al tiempo que agregó que no le enviaron el vehículo de emergencias "porque no había camas, porque había que pedir permiso a los hospitales".

La mujer mencionó que desde el servicio de emergencias le aconsejaron que ella misma traslade a Eduardo hacia un nosocomio. Acción que no se pudo efectivizar porque "era un hombre grandote y no lo podíamos mover".

Minutos más tarde la víctima entró en paro y, a pesar de las maniobras de RCP realizadas por Carina antes de la llegada de una nueva ambulancia, se produjo el inexorable final.

Las autoridades del Sistema de Emergencias Prehospitalario (SIEmPre) difundieron una guía rápida sobre las tareas desarrolladas en este tipo de casos y para despejar dudas frecuentes.

"Lo primero a señalar es que cuando se llama a emergencias, ya sea por 911 o 107, no se están comunicando con el SIEmPre, sino con una central telefónica.

Ese operador, que no es parte del SIEmPre, es el que nos avisa de la emergencia en cuestión y recién allí intervenimos. No tenemos otra manera de conocer los hechos previo a eso.

Una vez notificados nos dirigimos al lugar que se nos indica. En el camino le pedimos a la operadora del 107 que recabe más información, para al momento del arribo conocer más detalles de la situación que se nos presentará. Una vez en el sitio nuestros profesionales atienden la emergencia y evalúan si es necesaria la derivación o no a un centro asistencial.

En caso afirmativo, se pide el ingreso a un hospital a través del 107. Una vez que dicha central de comunicación lo confirma, se procede al traslado. Ahora, sí de trata de una emergencia en código rojo, se da aviso directamente al centro hospitalario.

Es bueno remarcar que los ingresos a los sanatorios, como así también las demoras para que esto se concreten, son ajenos al SIEmPre.

Por último, y respecto a los afiliados a PAMI, el SIEmPre no es el prestador del servicio. De igual forma, si la empresa contratada no puede dar respuesta a un código rojo, el Sistema de Emergencias Prehospitalario, de ser anoticiado, concurrirá y se brindará por completo para asistir a ese paciente", cerró el comunicado.

Comentarios