*

Locales

Portada  |  18 mayo 2020

El Municipio presentó una denuncia por los casos de COVID-19 en el parque eólico

La presentación se hizo ante la Fiscalía Federal y pide que se investigue si hubo incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria dispuestas ante la crisis por el Coronavirus. La argumentación apunta a las empresas y al alojamiento bahiense, y no a la Municipalidad de Villarino.

El intendente municipal Héctor Gay presentó una denuncia ante la Justicia Federal para que se investigue si en el caso de las hasta ahora 10 personas contagiadas con Coronavirus en el parque eólico de Mayor Buratovich, hubo negligencia en la aplicación de las normas de sanidad obligatorias.

En la denuncia, el jefe comunal argumenta que los 13 integrantes del equipo donde surgió el brote, se alojaban en Bahía y se trasladaban a diario a Villarino, donde tenían contacto con operarios de otras empresas. Diez de ellas estaban alojadas en Bahía y una, en el distrito vecino.

Y señala que esos empleados mantuvieron contacto con trabajadores que provenían de otros lugares del país (la mayoría de ellos, de Córdoba), que no cursaron con una cuarentena al arribar a Villarino.

Según el escrito, “el contagio se habría producido en su lugar de trabajo en el cual no se cumplirían los protocolos mínimos indicados por la normativa vigente”.

Al detectarse los primeros dos casos, y horas antes de que se confirmara otros tres, un equipo de salud de la Municipalidad bahiense hizo un relevamiento en el apart hotel de la primera cuadra de calle Italia, e identificó a sus ocupantes: 29 pasajeros (27 de los cuales eran trabajadores del parque) y 7 empleados del albergue.

Allí, según la presentación, los profesionales comprobaron que “el hotel no presentaba las medidas de protección adecuadas, sumado a que los empleados del Parque Eólico de Mayor Buratovich circulaban libremente por las instalaciones del mismo”.

El texto firmado por Gay agrega que el municipio detectó que ocho trabajadores que habían llegado a Buratovich desde Puerto Madryn, no habían cumplido con la cuarentena y se encontraban trabajando en el predio. Por esa razón, la comuna contactó a la contratista y le exigió que el grupo regrese al hotel y quede en aislamiento.

Apoyándose en esa sucesión de puntos, la municipalidad cree posible que el contagio de los diez operarios (más otro oriundo de Villarino) se haya producido en el lugar el parque eólico de Mayor Buratovich, a partir de recién llegados que portaban el virus desde otros lugares del país.

Para la comuna bahiense “claramente ha existido un apartamiento de las medidas mínimas de seguridad y salud que la normativa impone, presuntamente verificados en el ámbito laboral externo al Partido de Bahía Blanca”, según expresa en el escrito.

También sostiene que hubo incumplimiento de las medidas de seguridad tanto en el lugar de trabajo como en el alojamiento, y que se omitió informar a las autoridades sobre la situación de los trabajadores.

Así, la denuncia solicita que se investigue una conducta “al menos negligente” y se determine si pudo dar lugar a la comisión de delitos, como los referidos a la violación de normativas nacionales dispuestas para prevenir la expansión de una enfermedad (artículos 202 y 205 del Código penal de la Nación).

Por último, requiere la identificación de los posibles autores de los delitos mencionados.

El escrito fue presentado hoy ante el fiscal federal subrogante, y luego de que el propio intendente Gay ofreciera una conferencia de prensa en la que anunciaba la radicación de una denuncia.

Comentarios