*

Locales

Portada  |  18 octubre 2020

Entre el mito de la sal y los controles, Adolfo Alsina es el único municipio bonaerense sin COVID-19

Es un 50 % de suerte y otro 50 % de compromiso de la comunidad", dijo el intendente Javier Andrés.

El partido bonaerense de Adolfo Alsina, habitado por unas 22 mil personas, es el único en toda la provincia sin casos de coronavirus desde el indicio de la pandemia, situación que para las autoridades es de un "50 % de suerte y otro 50 % de compromiso por parte de los vecinos".

"Es un 50 % de suerte y otro 50 % de compromiso de la comunidad y del aguante que vienen haciendo en estos más de 200 días de cuarentena en donde se respetan y siguen las recomendaciones, normas y protocolos que damos desde la Secretaría de Salud en lineamiento con los que nos dan de Provincia y Nación", señaló el intendente de Adolfo Alsina, Javier Andrés.

El jefe comunal dijo además "en base también a los controles en los accesos y un montón de lineamientos que se han tomado en torno a esta pandemia".

"Yo digo 50 % de suerte porque tampoco es que hemos tomado decisiones muy diferentes a las demás localidades de los distritos de la región que nos rodean, entonces ahí está el 50 % de suerte que nosotros no tenemos coronavirus ni tampoco hemos tenido ningún caso", afirmó.

Entre otras medidas, en las rutas de acceso al distrito se llevan a cabo controles en las localidades más grandes del distrito como la ciudad cabecera Carhué, Villa Maza y Rivera, donde se solicita a los que ingresen el permiso de circulación nacional o provincial.

Andrés dijo que "también se exige el permiso si vienen por una atención de familiar, si van a realizar una noche en Carhué provenientes de ciudades donde hay circulación (del virus) deben hacer aislamiento de 14 días".

"No solo se le pide a los que ingresan, sino también a los que salen", comentó el jefe comunal, al indicar que además se llevan a cabo los controles de temperatura.

Según informó, los controles empezaron con voluntarios en los accesos y desde el mes de junio la comuna lo paga por horas y en diferentes turnos.

"No son personal de planta municipal, sino que con contratos externos", agregó al comentar que en muchos de los casos son estudiantes de enfermería por lo que "les sirve como una pasantía en la cuestión sanitaria".

Además, en el marco de los controles también participan integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

El intendente dijo además que en el caso de Bahía Blanca, ciudad de la que el distrito se provee de alimentos, "los almaceneros van a hacer las compras porque son trabajadores esenciales".

En ese contexto comentó que "se les hace un seguimiento cuando ingresan al distrito donde se les consulta en qué lugar estuvieron, cuándo salieron de Carhué, a dónde se dirigieron, con un seguimiento muy exhaustivo".

También el jefe comunal indicó que "a más de 200 días de esta cuarentena suele haber un cierto relajo en los vecinos, por lo que estamos muy fuertes con las campañas de concientización nuevamente porque sabemos que no estamos exentos, que el virus nos puede llegar en cualquier momento y que si llega, si nosotros seguimos trabajando con el protocolo, con el distanciamiento social de 2 metros, de no compartir el mate y usar el tapabocas, uno pasa de tener cero casos a 200".

"Estamos contentos de no tener ningún caso, pero somos conscientes de esta suerte que se está teniendo", afirmó Andrés al indicar que "hay muchos casos en la región".

En materia sanitaria, señaló que el hospital local "sigue trabajando con diferentes cirugías que no tienen nada que ver con el coronavirus".

"Tenemos un área del hospital reservada para COVID que son 36 camas y un área de terapia, pero por suerte no la tuvimos que utilizar", afirmó.

En ese contexto, dijo que los vecinos del distrito concurren al centro asistencial y a los consultorios a atenderse en forma "normal".

"En el distrito se está viviendo una nueva normalidad, porque uno está con estos requerimientos sanitarios como se exige", sostuvo en referencia al uso de tapabocas, distanciamiento social e higiene de manos, pero "está funcionando todo con protocolos como restaurantes y bares".

También comentó que en el distrito las reuniones en espacios cerrados no están permitidas, pero sí al aire libre.

El jefe comunal destacó el compromiso de los vecinos porque "sin el apoyo no lo podríamos haber logrado ni mantener tampoco, siempre hicimos hincapié que mientras más libertades teníamos más de responsabilidad de cada uno".

Carhué, de unos 12.000 habitantes, se encuentra a 520 kilómetros de Buenos Aires y cuenta con el lago Epecuén, conocido a nivel mundial por las propiedades de sus aguas.



El lago presenta en sus aguas una concentración de entre 180 y 200 gramos de sal por cada litro, más de cuatro veces la que se encuentra en el mar, lo que convierte al lugar en un "flotario natural" y hace que sus aguas sean solo comparables con las del Mar Muerto, en Oriente Medio.

Al ser consultado sobre si las aguas del lago son curativas para COVID-19, el intendente dijo que "es un mito generalizado más en Carhué, será porque en el Mar Muerto, que es un lugar muy similar al lago, no tuvo ningún caso y según científicos españoles aluden a que es la concentración de la sal y la alcalinidad en el aire".

"Yo lo que digo que es un mito, científicamente no está comprobado pero tampoco hay algo que diga lo contrario", afirmó al indicar que el lago Epecuén "de por sí tiene propiedades muy buenas para la salud en diferentes afecciones y mucho más en lo que es el tema respiratorio".

"Si esto es beneficioso, no lo sabemos, pero si lo es bienvenido sea", puntualizó el jefe comunal. (Télam)

Comentarios