*

Locales

Portada  |  08 julio 2020

Infectólogos bahienses proponen volver a la Fase 1 y cambiar la estrategia contra el Coronavirus

Los profesionales enviaron una misiva a la Municipalidad en la que también piden incrementar la cantidad de testeos y dividir a la ciudad en dos sectores, uno en torno al hospital Municipal y otro en torno al Penna. Advierten que el sistema hospitalario podría quedar saturado.

Los infectólogos de Bahía Blanca remitieron una nota a las autoridades sanitarias en la que se manifiestan “profundamente preocupados” por la situación sanitaria de la ciudad ante el crecimiento de casos de COVID-19, y advierten que “en breve” la capacidad hospitalaria podría quedar saturada.

En la carta proponen un cambio en la forma en que se vino manejando la presencia del virus: “son necesarias acciones sanitarias más agresivas para poder intentar controlar o al menos mitigar los efectos de la pandemia en nuestra ciudad”, expresan los profesionales.

Como ejemplo, plantean decisiones tomadas en otras ciudades “que están teniendo éxito” en mantener bajo el número de contagios: fortalecer el aislamiento e identificar y aislar casos positivos.

El texto advierte sobre un posible desborde de los hospitales ante un ritmo sostenido de contagios.

“Reconocemos que la capacidad del sistema hospitalario es limitada y en la medida que aumenten los casos, van a aumentar en consecuencia las hospitalizaciones, y es probable que en breve el sistema se sature y no podamos brindar atención adecuada a todos los que lo necesiten”, previene la misiva.

Para intentar evitar esa situación, los especialistas consideran necesario “trabajar AFUERA de los hospitales, en el ámbito comunitario”, para lo cual -continúan- debería optimizarse el uso de los recursos disponibles, a los que califican como escasos.

Así, el grupo se ofrece a asesorar y apoyar en forma voluntaria una iniciativa en ese sentido, y piden el respaldo “incondicional” de las autoridades pare ese trabajo. También proponen sumarse al equipo de salud que viene trabajando en la Subsecretaría del área.

Por último, los infectólogos proponen en su mensaje a las autoridades sanitarias, tres medidas para concretar el cambio de estrategia que defienden.

La primera es hacer funcionar las unidades sanitarias municipales de la periferia como centros de vigilancia respiratoria, con posibilidad de realizar testeo del tipo PCR in situ. Y al mismo tiempo, organizar un sistema para transportar las muestras hacia el hospital Penna, donde se procesan las muestras.

La segunda consiste en dividir el área de la ciudad en dos sectores, uno correspondiente al hospital Municipal y el otro al Penna, y derivar los pacientes a esas instituciones según cercanía. Los especialistas en infectología de cada nosocomio también asesorarían al personal de las salas médicas de su sector.

La tercera propuesta es intensificar las medidas de aislamiento, “lo que claramente supone cambiar de fase”, señalan los profesionales, que agregan: “pensamos en que pasar a fase 1 por dos semanas nos permitiría frenar la aparición de nuevos casos”.

Sin embargo, enfatizan que el cambio de fase debería ir acompañado por las otras resoluciones sugeridas: más testeos y aislamiento de casos positivos.

“Estamos dispuestos a trabajar en forma voluntaria , saliendo del sector hospitalario ,sumando esfuerzos a los que ya vienen trabajando desde el inicio”, concluye la carta.

Comentarios