*

Locales

Portada  |  21 mayo 2020

La economía de la región, también en picada, según el CREEBBA

Al igual que Bahía Blanca, la región sufrió una fuerte caída en su actividad económica desde el comienzo del confinamiento obligatorio. Las perspectivas para los próximos meses, se mantienen bajas.

El nivel de actividad económica en la región tuvo un “profundo empeoramiento” en el bimestre marzo-abril, según un estudio realizado por el Centro Regional de Estudios Económicos Bahía Blanca-Argentina (CREEBBA). 

El dato coincide con el que el mismo organismo registró para Bahía Blanca, según el cual el distrito tuvo su mayor caída de actividad desde 2001. 

El Informe Económico Regional (IER) mide indicadores de los partidos de Coronel Rosales, Coronel Dorrego, Pringles, Puan y Saavedra (Pigüé).

En cada distrito, todos los sondeos arrojaron resultados negativos. 

El nivel de ventas tuvo un “desplome pronunciado” respecto a los meses de enero y febrero, que el informe atribuye principalmente al aislamiento social, que obligó a los comerciantes a cerrar sus locales durante gran parte del período. 

Si bien el nivel de personal se mantuvo estable en los dos meses medidos, lo hizo “en menor medida que (en) el bimestre anterior”. 

Según el CREEBA, la peor parte en la caída económica de la región, la sufrieron los comercios y serviciosLa habilitación del comercio online no fue suficiente para revertir la caída. 

El impacto no fue tan grande en la industria, aunque igualmente resultó negativo. 

Tanto a nivel general como para cada uno de los sectores consultados, el estudio indica que las expectativas de comerciantes y empresarios son “pesimistas” respecto al futuro cercano. 

Según refiere el análisis, eso se debe a que el estancamiento de la economía en marzo y abril lleva a los encuestados a considerar como muy difícil el regreso a la actividad una vez que finalicen las restricciones.  

Comentarios