*

Locales

Portada  |  10 junio 2021

La vida post Covid: su papá estuvo grave, salió adelante y lo reflejó en un crudo posteo

Melina Rundau describió a Telefe Noticias el calvario que atravesó durante 40 días su padre, Miguel Ángel, y toda la familia.

En épocas de pandemia la continuidad frenética de noticias vinculadas al coronavirus ya forma parte de un hábito cotidiano lamentable en el imaginario popular, a tal punto de concebirse a la enfermedad con un sentimiento teñido de la fría estadística en muchos casos y en otros, aún peor, de llegar a naturalizar la muerte.

Melina Rundau en los últimos días fue protagonista de un posteo en redes sociales que se hizo viral por el relato descarnado, sentido y sin “adornos”, con el que describió parte del calvario que vivió ella y su familia con el estado de salud de su padre, Miguel Ángel, quien debió sortear cuadro crítico de COVID-19.

“A mi papá le tocó atravesar la enfermedad hace 40 días. El estuvo 36 días internado en Terapia Intensiva en el Hospital Municipal y le tocó transitar todo lo que a uno le resulta terrorífico: respirador, entubación y traqueotomía”, contó la joven a Telefe Noticias.

Melina sostuvo que el núcleo familiar atravesó “momentos muy difíciles” y, en este sentido, rescató el apoyo de los vecinos de Cerri.

Según la joven, apenas Miguel Ángel comenzó con síntomas compatibles con el virus realizó una consulta con su médica persona, quien le sugirió que acuda a una guardia porque no lo podía diagnosticar de manera presencial.

A partir de allí comenzaría la espiral negativa y del agravamiento de su cuadro, dado que comenzó a manifestar dificultades respiratorias y a ello se le sumó la problemática de la falta de camas en los hospitales de la ciudad. De hecho, “deambuló más de 40 minutos” para ver qué centro médico podía alojarlo.

“Cuando él tuvo la baja de oxígeno, llamamos a la ambulancia y no había lugar, ni había cama por ningún lado en Bahía. Así que fue muy desesperante porque uno no sabe qué va a pasar, adónde lo van a llevar, se pierde el contacto con la persona porque esta enfermedad uno la transita solo”, aseveró.

Luego de la recorrida interminable en ambulancia por las calles de la ciudad, Miguel Ángel pudo ingresar al Hospital Municipal donde permaneció más de 35 días internado. Se trató de una batalla signada por el dolor físico y el desgaste emocional, pero que finalmente pudo sacar adelante gracias a la ardua labor de los médicos y el apoyo incondicional de sus familiares.

“Gracias a Dios hoy se puede contar que esta historia tuvo un final feliz porque ya está en casa, disfrutando de su vida”, comentó melina con lágrimas en sus ojos.

La joven eligió el Facebook para hilar un relato en primera persona y generar conciencia ciudadana de los peligros de subestimar a la pandemia.

“Por ahí se escucha a mucha gente que descree lo que se pasa con este virus. Hay gente que la está pasando muy mal y creí que expresándome por ahí también le daba un poco de esperanza a quienes necesitan las palabras de aliento”, argumentó.

Sobre las secuelas de esta experiencia, Melina manifestó que “dejó vida” y el valorar cada momento “porque durante 40 días se nos paralizó el mundo”.

“Mi papá repite siempre que está feliz de estar vivo”, agregó.

La hija de Miguel Ángel agradeció a todo el personal de salud del Hospital Municipal, desde los terapistas hasta los enfermeros.

“Uno los conoce, pero siente que son parte de la familia por como te hablan y tranquilizan, sabiendo que uno no está con su familiar”, expresó.

Melina consideró que este tipo de situaciones hasta que no rozan de cerca “no dimensionas lo que es”.

“Hay que tratar de escuchar estas historias para darse cuenta de que no es algo sencillo, que es muy difícil transitarlo psicológicamente para el que está afuera”, completó.

Comentarios