*

Locales

Portada  |  29 mayo 2020

Montan un centro de aislamiento en la iglesia de La Piedad

El mismo tiene capacidad para 10 personas, y cuenta con recaudos necesarios para albergar a posibles pacientes con coronavirus.

En el marco de la emergencia sanitaria por la presencia de la pandemia del coronavirus, en la iglesia del Instituto La Piedad se montó un Centro de Aislamiento para albergar a pacientes infectados, ante una eventual escalada del virus en la ciudad.

La iniciativa surgió en una mesa de trabajo del barrio Noroeste, conformada por distintos actores sociales, políticos y religiosos.

La concejala del Frente de Todos, Romina Pires, y el párroco de La Piedad, Héctor Arismende, explicaron el proyecto a Telefe Noticias

"La idea es armar este Centro de Aislamiento territorial de barrio Noroeste, con la intención de que los vecinos y las vecinas puedan tener, en el caso que sea necesario, una cama para los casos de COVID-19 positivo en estos 15 o 20 días que se requieren", indicó la edil.

Según Pires, la idea se cristalizó "gracias a la ayuda de muchos voluntarios" que acercaron sábanas, almohadas y "su tiempo para venir a limpiar y poner lindo el lugar".

Las instalaciones puede albergar una capacidad de 10 personas con la posibilidad de brindar, en términos sanitarios y estratégicos, un adecuado resguardo de aquellos posibles afectados por la enfermedad.

"Cuando empezamos a trabajar llamamos a Región Sanitaria que nos parecía que tenía en su cabeza todo el organigrama. También vino gente del Ejecutivo, el doctor Pablo Acrogliano (secretario de Salud), Marcelo Feliú con quien trabajo desde hace muchos años y también ha acompañado desde el Senado esta propuesta", contó la concejal.

El párroco Arismende señaló que el espacio empleado para tal fin es que habitualmente se utilizaba "como aulas de catequesis", y también el de la entrada a los salones de Caritas.

"Eran instalaciones que en este tiempo las teníamos ociosas porque no podemos hacer ninguna actividad y, que sin embargo, se necesitan tener a disposición si fuese necesario", argumentó.

El referente religioso del barrio aclaró que recibieron asesoramiento de médicos, y nombró a la doctora Paula Echeverría "como un poco la encargada de este proyecto".

"Con esto pensamos en la gente en su casa, a veces no tiene agua, o no tiene la posibilidad de utilizar un espacio aparte de la casa donde esté aislado del resto de la familia. Y también que pudiera tener acceso rápido a centros de salud cercanos", finalizó.

Comentarios