*

Locales

Portada  |  21 septiembre 2020

Para los gastronómicos, el servicio sufre un "perjuicio constante y permanente"

"Lo tomamos mal, estamos muy golpeados. Nuestro sector sin dudas es uno de los sectores más golpeados, desde marzo hacia adelante. Ahora estábamos tratando de acostumbrarnos a que la gente vuelva a los locales lentamente y tenemos que cerrar 20 días", explicó a Telefe Noticias Horacio Levantesi, vicepresidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía Blanca y Región SO.

El rubro de los gastronómicos ha sido un sector muy golpeado por la pandemia, y uno de los cuales recién estaba dando sus primeras señales de recuperación económica con los meses de funcionamiento, aún al cincuenta por ciento en muchos casos de sus posibilidades, y en la lucha permanente contra el acostumbramiento del público frente a un enemigo invísible y microscópico.

Sin embargo en las últimas horas se confirmó, por decisión de Nación, el regreso de Bahía Blanca a la Fase 3 y con ello, varias actividades que tendrán que volver cerrar sus puertas. Entre ellas, el servicio de comidas y bebidas para consumo en locales de gastronomía.

La venta online y la opción del take away otra vez funcionarán como los principales sostenes hasta el 11 de octubre, fecha límite del decreto emitido por el presidente Alberto Fernández.

El vicepresidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía Blanca y Región SO, Horacio Levantesi, remarcó a Telefe Noticias el nuevo impacto que afecta a los empresarios del rubro.

"Lo tomamos mal, estamos muy golpeados. Nuestro sector sin dudas es uno de los sectores más golpeados, desde marzo hacia adelante. Ahora estábamos tratando de acostumbrarnos a que la gente vuelva a los locales lentamente y tenemos que cerrar 20 días", explicó.

Según Levantesi, el servicio sufre un "perjuicio constante y permanente" y al momento de volver a abrir las puertas, será inevitable "arrancar de cero otra vez".

"No hay ningún antecedente que diga que los contagios se refieren a la gastronomía. No hemos tenido ningún caso ni creemos que seamos un factor de contagio. Esto es un problema del mundo, de la sociedad en su conjunto", aseveró el referente gastronómico.

El comerciante sostuvo que forma parte del rubro que "más tiempo ha estado cerrado" desde el inicio de la pandemia, y graficó el acuciante escenario.

"El sector está totalmente quebrado porque las deudas siguen. Lo que podemos hacer es trasladar el pago de los servicios y demás. Se siguen acumulando las cuentas", analizó.

Consultado por el comportamiento del cliente en estos dos meses de actividad, Levantesi refirió que "el movimiento fue lento".

"Todo esto golpea a la psicología de la gente, más allá de que tengamos que tener el protocolo permanentemente cumpliéndolo", sentenció.

Comentarios