*

Locales

Portada  |  20 mayo 2020

Bahía sufrió la mayor caída de la actividad económica en los últimos 19 años

El Informe Económico Regional del organismo refleja que la situación de las empresas bahienses durante marzo y abril fue "desalentadora", por la crisis productiva originada por la pandemia del coronavirus y la implementación de la cuarentena obligatoria.

Un informe del Centro Regional de Estudios Económicos (CREEBBA) señaló que el bimestre marzo-abril fue el que registró la mayor caída de la actividad económica desde que el organismo comenzó sus mediciones en el 2001.

En el estudio se reflejó como condicionante de la inactividad comercial, la implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) por la pandemia que produjo una baja ostensible respecto de los dos meses anteriores.

En este marco, un 2% de los encuestados que se encontró en una situación buena, un 30% que no presentó cambios del bimestre anterior a este y un 68% que se vio en una mala situación general.

El Informe Económico Regional efectuó un análisis desagregado del que se desprende que
los tres sectores (comercio, industria y servicios) presentaron desmejoras en el saldo de respuesta del indicador que mide su nivel de actividad, todos ellos con resultados negativos. El sector industria continúa arrojando resultados negativos por quince bimestres consecutivos.

En comparación al mismo periodo del año anterior, los empresarios manifestaron encontrarse por debajo del nivel de actividad observado en el bimestre marzo-abril del año
2019. Un 34% de los encuestados manifestó estar en iguales condiciones, un 2% mejor y un 64% peor.

Por tal motivo, los responsables del estudio que la tendencia se "mantiene negativa" desde los últimos 15 bimestres, "con mayor número de respuestas negativas por sobre quienes expresaron repuntes en la actividad económica".

En cuanto a las ventas, el indicador que mide la tendencia de facturación por ventas presentó una considerable desmejora respecto del bimestre anterior acumulando así catorce bimestres consecutivos con resultados negativos.

 Un 27% de empresas que registraron ventas estables, un 5% mejoró y un 68% exhibió peores niveles de facturación por ventas durante los meses de marzo y abril. 

El informe del CREEBBA, destaca que las ventas minoristas medidas en cantidades registraron caídas durante veintiocho meses consecutivos y acumularon durante el primer bimestre del 2020 una baja anual promedio del 27,7% mensual.

La pandemia y la cuarentena obligatoria restringieron la cantidad de circulación de gente y marcaron el cierre de gran parte de los rubros durante marzo y abril.

"Si bien con el correr del mes se fueron flexibilizando rubros, sobre todo en la modalidad online, no alcanzó para amortiguar el drástico derrumbe. Los comercios que abrieron o vendieron por internet tuvieron serios problemas de abastecimiento y faltas de precios de referencia, con algunos proveedores que comenzaron actualizar los precios con subas importantes o indexados en dólares", argumentaron.

Comentarios