*

Locales

Portada  |  26 enero 2021

Según el CREEBBA, el salario de diciembre en Bahía tuvo un repunte del 2%

Mientras que el costo de vida, en el útimo mes, aumentó un 2,9%. En el cierre del 2020 el poder adquisitivo se ubicó en 38,8% y la tasa de inflación en idéntico periodo se incrementó en 30,2%.

El Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca (CREEBBA) informó que en el mes de diciembre, el Índice de Salarios (ISAL) registró un crecimiento del 2% en relación al mes anterior, mientras que el costo de vida medido por el IPC-CREEBBA se elevó a un 2,9%.

Por su parte, la variación acumulada a lo largo del 2020 en el ISAL se ubicó en 38,8%, en tanto que la tasa de inflación en el mismo periodo ascendió a 30,2%.

Según el estudio del organismo estadístico, las variaciones porcentuales del ISAL junto con la del IPC-CREEBBA mantuvieron "un comportamiento similar", con excepción del 5° bimestre del año donde se verificaron "mejoras salariales sustativas" y una recuperación en los índices.

"La dinámica del indicador en los últimos doce meses venia reflejando una caída del poder de compra del salario en Bahía Blanca hasta agosto. Los últimos dos bimestres, como se explicó anteriormente, permitieron revertir dicha tendencia y cerrar el año en terreno positivo", agregó el reporte.

De esta forma, en diciembre el salario real se contrajo levemente en relación al mes anterior (-0,9%), mientras que respecto al mismo periodo de 2019 presentó un crecimiento significativo (+6,6%). 

El CREEBBA atribuyó el cambio de la tendencia en el poder adquisitivo principalmente a las "actualizaciones salariales en sectores con alta ponderación en el índice (empleados públicos, empleados de comercio y docentes)".

"Cabe destacar, de todas maneras, que algunos convenios colectivos han acordado sumas no remunerativas para los trabajadores comprendidos bajo su órbita, las cuales no se incorporan a los sueldos básicos de convenio y, por ende, no se contabilizan para el cálculo del SAC (sueldo anual complementario) y jubilaciones, por citar algunos
beneficios laborales", aclara el estudio.

En efecto, a pesar de que los salarios cierran el año en un escenario positivo, el Centro Regional de Estudios Económicos concluyó que los mismos "se mantuvieron durante gran parte del año rezagados respecto de los niveles de 2019".

"A su vez, los trabajadores experimentaron dificultades vinculadas no sólo con su poder adquisitivo sino con la menor cantidad de horas trabajadas producto del freno en la actividad económica, y por la calidad de los aumentos recibidos, los cuales fueron, en muchos casos de carácter no remunerativo", cerró.

Comentarios