*

Locales

Portada  |  23 febrero 2021

Un peligro en el barrio: robaba a vecinos para saldar deudas con personas que tiroteaban su vivienda

Uno de los damnificados por el accionar de Nicolás Antonio Marino (35) en el Rosendo López, explicó a Telefe Noticias cómo era la conducta del detenido.

Ayer se conoció la noticia de un allanamiento en la vivienda de un hombre del barrio Rosendo López, donde se recuperaron varios elementos sustraídos a vecinos del sector. El morador, identificado como Nicolás Antonio Marino (35), fue detenido de inmediato por personal del Gabinete Técnico Operativo de la Comisaría Cuarta.

Sin embargo, la historia no quedó allí, ya que uno de los damnificados por el raid delictivo de Marino en calle Cobian al 700, sostuvo hoy en Telefe Noticias que el vecino robaba para saldar cuentas con personas que le habían tiroteado su casa en otras oportunidades.

Una balacera que causó pánico en la zona, quedó registrada en el sistema de monitoreo de un inmueble.

"No podíamos pegar un ojo hace dos semanas. Hasta hace poquito pensamos que era la víctima. Él tenía unos problemas con gente que venía a tirotearle la casa, hasta que empezó a involucrar a todo el barrio", explicó Francisco.

El vecino indicó que el detenido mantuvo problemas con una adulta mayor, a quien amenazó, e informó que esta persona le robó dos cámaras de seguridad

"El sábado me las sustrajeron, donde yo pude filmar en ese momento y se vio un porte de un hombre grande. Gente de la Comisaría Cuarta nos aviva que el problema venía por otro lado. Dentro de la balacera, no se encuentran proyectiles, no se encontró nada y entre fotos que muestran algo que yo le doy a Nicolás para, que sería una bala, para que haga la denuncia y con eso amenazó a una de las vecinas", reveló Francisco.

El damnificado remarcó que las balaceras en el inmueble de Marino "eran por un ajuste de cuentas", y comentó cómo llegó a darse cuenta que su vecino tenía que ver con la ausencia de los dispositivos de monitoreo.

"Ayer a la mañana encuentro la publicación de Nicolás Marino vendiendo dos cámaras que eran las mías. Enseguida hice la denuncia y se arregló de inmediato lo del allanamiento", concluyó.

Comentarios