*

Regionales

Portada  |  10 junio 2021

"Me sorprendió de atrás, por suerte me ayudaron", dijo la joven que fue abusada en pleno centro de Pringles

Un testigo que justo observó el repentino ataque del hombre encapuchado, fue quien salvó a la mujer.

El pasado lunes se conoció la noticia del abuso sexual que sufrió una joven pringlense en pleno radio céntrico de la localidad bonaerense, por parte de un sospechoso encapuchado que la abordó a la salida de su trabajo. Gracias a la ayuda de un testigo que justo observó el intempestivo ataque, la situación no pasó a mayores.

La víctima, cuya identidad se preserva por razones de seguridad, describió lo sucedido en la intersección de las calles Dorrego y Pellegrini de Coronel Pringles, alrededor de las 20 horas.

"Salí como todos los días de mi trabajo, en la zona de Dorrego y Pellegrini, pasé por un quiosco que está cerca, compré unas cosas y seguí caminando por la vereda de la Cooperativa, venia por Pellegrini y doblé en Rivadavia, para la zona de la avenida 25 de mayo, ni bien pasé la ferretería fui sorprendida por esta persona", dijo a los colegas de El Orden.

Según la joven, fue abordada de manera sorpresiva por este sujeto que la manoseó, dado que no pudo advertir su presencia.

"A esta persona yo no la había visto que venía detrás mío, nunca me di cuenta, en ningún momento. Me agarró cuando doblé en la ferretería yendo para 25 de mayo, a pocos metros de la esquina me sorprende por atrás. El chico que me ayudó me dijo que le pareció raro, esta persona se encapuchó y se apuró para alcanzarme", detalló.

La víctima manifestó que el atacante no emitió sonido alguno y sólo le efectuó tocamientos. Apenas logró visualizar algunos rasgos de su contextura.

“Lo que vi cuando se fue corriendo por Pellegrini hacia la zona de la Escuela Nº1, es que era una persona de 1.60 metros más o menos, no era alto, no era robusta, tenía ropa oscura pero la capucha le tapaba toda la cabeza", puntualizó.

El vecino que la salvó tampoco puso observar más detalles del depravado: “El paró un poco más adelante del episodio, vio algo raro y paró, pero tampoco pudo verlo al igual que yo, él se quedó conmigo".

"Nadie va pensando que pueden pasar estas cosas, y mucho menos a esa hora, las 20 hs, todo el mundo está saliendo del trabajo, es una hora en la que hay mucho movimiento, el lugar céntrico, fue todo muy raro. Se vive de otra manera de ahora en más, yo me manejo en bicicleta, caminando, de mi casa al trabajo, llevando mi nene a la escuela, ahora las cosas cambiaron, lamentablemente ya no estamos seguros, hay que cuidarse mucho más", añadió.

La damnificada a las pocas horas radicó una exposición en la Comisaría de la Mujer, por lo que se espera dar con el atacante a través del sistema de monitoreo en el sector.

"Hice la denuncia, por lo que se, hay cámaras en las cuales mirar lo que pasó", cerró.

Comentarios